Un grupo de ingenieros de la Universidad de Princeton (Nueva Jersey), ha creado un nuevo prototipo de ventanas inteligentes que promueve el uso de la energía renovable. Mediante una tecnología de células solares, los cristales de tintado variable obtendrían la energía necesaria para poner en marcha su sistema inteligente, que conseguiría mejorar considerablemente el de aislamiento del hogar. Algo muy necesario en países como España, donde en verano nos invaden temperaturas cada vez más altas.

El profesor Yueh-Lin (Lynn) Loo, director del equipo de expertos, afirma que esta tecnología de células solares con luz ultravioleta no solo puede servir para reducir los costes de calefacción y refrigeración hasta en un 40%, sino que también sería posible aplicarla al Internet de las cosas y otros productos de consumo con baja potencia:

No genera suficiente energía para un coche, pero puede proporcionar energía auxiliar para dispositivos más pequeños, por ejemplo, un ventilador para enfriar el coche mientras está estacionado bajo el sol.

Cristales Inteligentes Princeton

La radiación ultravioleta provoca la carga eléctrica en la célula solar, responsable de que el cristal electroquímico se oscurezca o aclare, pudiendo llegar a bloquear más del 80% de la luz que entra a la vivienda.

Lo más interesante del proyecto es su potencial para logar que sea un producto económico de gran difusión en el mercado. De hecho, el equipo planea también crear un film adherente de bajo coste, que cada persona pueda instalar en sus ventanas y, controlado mediante un smartphone, permita oscurecer o aclarar el cristal según la necesidad del hogar.

Puedes leer el estudio original aquí, o seguir navegando por nuestro blog para conocer más noticias relacionadas con la energía solar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad