La ciudad francesa de Nevers, en la región de la Borgoña, estrenó el lunes 29 de mayo el primer árbol fotovoltaico de Europa. El eTree instalado en esta localidad del departamento de Nièvre es una estructura con forma ligeramente parecida a una acacia y una copa ocupada por paneles solares (simulando grandes hojas). Un diseño original del artista Yoav Ben-Dov.

La energía solar captada por estos paneles se transforma en electricidad, que en la fase de demostración de esta tecnología puede ser utilizada por los transeúntes y curiosos para cargar teléfonos y otros dispositivos electrónicos o navegar por Internet.

El presidente de Sologic, Michael Lasry, afirmó que estaba orgulloso del hecho de que eTree es verde en todo sentido de la palabra, pues es libre de radiación y no plantea ningún peligro de electrocución y otros riesgos de seguridad.

El prototipo eTree es un desarrollo tecnológico iniciado en 2014 como resultado de una asociación entre empresarios de Francia e Israel. La empresa israelí Sol-logic presentó los primeros prototipos del eTree en 2014 y una de las primeras instalaciones temporales con árboles solares de este tipo se produjo en París, durante la celebración de la Cumbre Mundial sobre cambio climático.

En los últimos dos años se han instalado equipos solares de este tipo en más de una docena de ciudades en el mundo, principalmente en Estados Unidos e Israel. La compañía tiene también planes de hacer llegar estos árboles a China.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad