Septiembre ha sido el segundo mes con la factura eléctrica más cara en 5 años, debido a que el precio de la luz depende, en última instancia, de las energías renovables.

El mercado mayorista se ha encarecido en un 17% en septiembre hasta  los 58,61 euros por megavatio hora (MWh), alcanzando un nivel cerca del más alto, registrado en diciembre de 2013, que fue de 63,64 euros por MWh. En una nota, la OCU incide en que septiembre se ha cerrado con el segundo precio más caro en los últimos cinco años en el mercado eléctrico. “El nuevo sistema ideado por el Gobierno para los clientes con tarifa regulada (PVPC) trasladará esta fuerte subida directamente a la factura”, advierte, y recuerda que “hay que remontarse a 2008 para encontrar precios más caros aún”.

Esta subida repercute en el término variable, es decir, lo que pagas por cada kWh que consumes.  Para fijar el precio de la luz en el mercado mayorista, es determinante la fuentes energéticas que han producido la electricidad. Así que cuando la demanda se cubre en gran parte por tecnologías caras, sube el precio . En este caso, la escased de lluvias y viento parece haber dificultado la producción de energía eólica e hidraúlica y hemos tenido que abastecernos de las centrales de gas y carbón, que son caras. Sin embargo, cuando se hace uso de las energías renovables,  cae drásticamente el precio.

Podemos afirmar que las renovables bajan el precio de la luz. En efecto, puede comprobarse que en el mismo periodo en el que el precio del mercado eléctrico se ha duplicado, la contribución renovable ha caído del 52% al 30% de cobertura de la demanda. Manteniéndose el resto de tecnologías prácticamente constantes, esta caída ha sido suplida por centrales térmicas (gas y carbón) que han pasado del 13% al 38% de aportación.

est

Esta gráfica de la evolución de los precios por trimestre nos confirma que a mayor aportación de renovables, resto de régimen especial (cogeneración y residuos) y nucleares, menor es el precio de la electricidad en el mercado.

En otras palabras: nuestro recibo será tanto más barato cuanto menos carbón y gas se utilice para producir energía eléctrica.

Fuentes: OCU, Jorge Morales, Eldiario.es

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad