En el pasado mes de octubre se instaló una farola solar con luminaria LED y un sistema inteligente, en el municipio de Sarasa (Navarra). La intención de esta nueva instalación es, como es obvio, iluminar un tramo con poca visibilidad aumentando la seguridad de sus peatones. De hecho, activa su foco cuando detecta la presencia de viandantes, con el fin de disminuir costes energéticos.

Diseñada por la empresa gipuzkoana Ekiona, está dotada de una centralita electrónica Kenlok. Mediante ella se gestiona, de forma autónoma, el apagado y encendido según horario, así como también se controla su iluminación. Además, registra datos acerca del volumen de CO2 no emitido.

En cuanto a las características técnicas de la misma, podemos destacar que cuenta con un panel solar fotovoltaico de 150 watt pico (Wp) y una batería de 159 amperios por hora, capaz de proporcionar una potencia de iluminación de 35 Vatios. También dispone de un detector de presencia para encenderse solo cuando es necesario. El conjunto de estas características permite que la farola sea capaz de iluminar durante los 365 días del año, incluso cuando los días son desfavorables para el panel fotovoltaico.

De manera opcional, la empresa propone el uso de una aplicación online con la que poder realizar, remotamente, acciones como seguir el funcionamiento de las farolas, configurar los niveles de iluminación o gestionar avisos / alarmas.

Este tipo de dispositivo supone un importante ahorro energético ya que es capaz de producir hasta 846 Kw/año, evitando que se emitan a la atmósfera 3,83 Tm de CO2 y otros agentes contaminantes.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies