La rehabilitación de edificios con criterios de eficiencia se presenta como una forma de generar empleo y crecimiento aumentando la calidad de vida

Captura-de-pantalla-2013-07-08-a-las-11.35.07-480x271

Crear empleos y riqueza de forma sostenible y respetuosa con el medioambiente. Esta frase es una suerte de mantra, el objetivo ideal cuando se analiza el futuro de la economía española. Aunque parezca una aspiración imposible en un entorno marcado por la recesión, los recortes y el paro, hay un sector que puede alcanzar esa meta si se apuesta por él: el de la rehabilitación de edificios con criterios de eficiencia energética.

Ese es el mensaje que defendieron los invitados de un desayuno organizado por EL PAÍS el pasado martes. La directora general de Arquitectura, Vivienda y Suelo, Pilar Martínez; el arquitecto Albert Cuchí; el consejero delegado de Ferrovial Agromán, Alejandro de la Joya; el vicepresidente de Asset y Capital Structuring del Santander, Manuel Gámez, y el teniente de alcalde y concejal de urbanismo de Vitoria-Gasteiz, Miguel Garnica, coincidieron en los numerosos beneficios que puede aportar este nuevo sector en una economía deprimida como la española, que todavía sufre la resaca del pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad