Ante nosotros tenemos uno de los mayores proyectos de construcción existentes hasta la fecha, relacionados con la energía solar. Y es que el gigante asíático SoftBanc Group Corporation y uno de los países más poderosos del planeta, Arabia Saudí, han llegado un acuerdo: construir el que será el mayor complejo de plantas solares del mundo. Tanto en extensión como en producción.

Este acuerdo, firmado por Masayoshi Son (fundador de SoftBank) y Mohammed Bin Salman (príncipe heredero de Arabia Saudita), contempla una inversión de 200.000 millones de dólares para el desarrollo y la construcción del proyecto. De manera que será también el más costoso de todos.

La primera fase del proyecto está prevista para el próximo 2019, e implica la construcción de dos plantas solares que, sumadas, tendrán una capacidad de 7,2 gigavatios y colocarán a estas compañías al frente de la producción de la energía solar, adelantando a todas las plantas solares anunciadas o bajo construcción.

La planta, de la que todavía no se conocen todos los detalles, tiene como objetivo llegar a producir 200 gigavatios – que suponen dos tercios de la producción instalada en todo el mundo – colocándose en el primer escalón en cuanto a capacidad. Dejando a un lado la teoría, aún tienen por delante todo el camino por recorrer, siendo 2030 la fecha planeada para llegar hasta esa producción.

Este acuerdo permitirá a Arabia Saudí diversificar su economía y alejarla ligeramente de la hegemonía del petróleo, además de prepararse para cuando el codiciado combustible se agote. Se crearán 100.000 puestos de trabajo para su desarrollo y construcción, e incrementará el PIB del país en 12.000 millones de dólares.